domingo, 8 de julio de 2012

ORGANIZACION DE LOS MERCADOS


EL INTERCAMBIO COMERCIAL COMO BASE DE LOS MERCADOS DE DIVISAS

Cuando se habla de tipo de cambio (expresión que también se menciona como tasa de cambio) se suele hacer referencia a la asociación cambiaria que se puede establecer entre dos monedas de distintas naciones. Este dato permite saber qué cantidad de una moneda X se puede conseguir al ofrecer una moneda Y. En otras palabras, el tipo de cambio señala cuánta plata puedo adquirir con divisas de otro país.
Las operaciones de cambio (es decir, la compra y la venta de múltiples divisas) pueden llevarse a cabo en las entidades bancarias y en las casas de cambio  que, por lo general, cotizan dos clases de cambio: uno destinado a las compras y, el restante, para las ventas.
El cambio real es aquel que determina la equivalencia por la cual un sujeto puede efectuar un intercambio de prestaciones o bienes de una nación por los de otro.
El cambio nominal, por su parte, está basado en la equivalencia entre una determinada moneda y una divisa extranjera. Es el tipo de cambio que se contempla en los bancos y en las casas de cambio.
El Banco Central de cada nación puede optar entre múltiples sistemas de tipos de cambio. El tipo de cambio fijo  queda establecido por el Banco Central (la institución decide el precio de la moneda). En cambio, el denominado tipo de cambio flotante o flexible permite que los valores queden establecidos a partir del sistema basado en oferta y demanda.

EL SISTEMA MONETARIO

Un Sistema Monetario es el conjunto de elementos, que hacen posible; la creación, la fabricación y la administración del dinero en un territorio.
Estos elementos son:
1.- El dinero: su denominación y su físico (Moneda)
2.- Fundamento del Dinero: Filosófico, Legal, Político y Sociológico
3.- La Reserva Monetaria
4.- La fabricación en sí del dinero
5.- El Sistema Administrativo Monetario
6.- El Proceso de Emisión Monetaria
7.- El Proceso de Desmonetización


OBJETIVO DEL SISTEMA MONETARIO:

Los Sistemas Monetarios existen fundamentalmente para facilitar el comercio, por medio de crear una moneda, fabricarla y administrarla.
El comercio existe para hacer posible el intercambio de bienes y servicios, por dinero. Entonces el dinero es la representación de lo que tuviste y luego cambiaste por dinero; por tanto, también simboliza cuanto haz aportado a la comunidad, y a la vez, cuanta riqueza ha podido acumular una persona natural o jurídica.
Los Sistemas Monetarios existen finalmente para que quienes pueden dedicarse a acumular riqueza y convertirla a efectivo, lo puedan hacer.
La acumulación de riqueza permite vivir en seguridad, y realizar nuestras aspiraciones en la medida que nuestro dinero acumulado nos lo permite.
En conclusión; los Sistemas Monetarios existen para  que las personas que tienen en sus manos una estrategia productiva que les permita ahorrar, puedan cubrir sus gastos, y a la vez hacerse más ricos.
Quienes no pueden ahorrar, utilizan el Sistema Monetario para sobrevivir; y por ese mismo mecanismo contribuir a hacer más rico a quienes sí pueden ahorrar. Por lo general estos son los trabajadores, que trabajan por un dinero (el sueldo), que además de que no les alcanza para vivir, una vez lo toman en sus manos desde las cuentas bancarias de los poderosos, se lo devuelven como pago de su consumo en productos y servicios.
Lo más normal es que quienes pueden ahorrar sean a la vez, quienes poseen los medios de producción y por tanto de explotación de los recursos.
También es muy común que los dueños de los medios de producción sean quienes controlan y gobiernan a los pueblos. Definen los hechos de la historia de las comunidades, y por tanto actúan con mucha influencia en el funcionamiento del Sistema Monetario, en cada uno de sus elementos.
No debemos cambiar algo que está al servicio de los poderosos, sin asegurarnos de que; los dejará conformes, y podemos agregar que además debe dejar conforme a los indefensos. Un Sistema de Cuarta Generación nos permite logra este requisito.





EL TIPO DE CAMBIO PATRON ORO


Aunque han existido también el patrón plata y el bimetalismo, el sistema más característico de tipos de cambio fijo es el del patrón oro. El funcionamiento de este sistema requiere que el país que desee integrarse establezca un precio oficial del oro en su moneda y se comprometa a comprar y vender a ese precio todo el metal que se le ofrezca o se le demande, permitiendo a la vez su libre importación y exportación. Los tipos de cambio quedan determinados por la relación entre los precios oficiales del oro en cada divisa.
La principal virtud del patrón oro era su capacidad de reajustar automáticamente los desequilibrios en las balanzas de pagos. Si las exportaciones de un país eran superiores a sus importaciones, recibía oro (o divisas convertibles en oro) como pago y sus reservas aumentaban provocando a la vez la expansión de la base monetaria. El aumento de la cantidad de dinero en circulación corregía automáticamente el desequilibrio por dos vías, haciendo crecer la demanda de productos importados y provocando inflación lo que encarecía los productos nacionales reduciendo sus exportaciones. Si, por el contrario, el comercio exterior del país era deficitario, la disminución de las reservas de oro provocaba contracción de la masa monetaria reduciendo la demanda interior de bienes importados y abaratando los productos nacionales en el exterior.
Pero el sistema tenía también serios inconvenientes.  El país cuyo déficit exterior provocaba contracción de la masa monetaria sufría una fuerte reducción de su actividad económica generalizándose el desempleo. Los países con superávit podían prolongar su privilegiada situación "esterilizando el oro", impidiendo que el aumento en sus reservas provocase crecimiento en la circulación monetaria e inflación. 

EL PATRÓN ORO CLÁSICO

El patrón oro clásico fue un sistema que duró un período relativamente corto de tiempo (1880-1913). En este sistema, el oro constituía el activo de reserva internacional y su valor se fijó con las paridades que los países especificaron. Esta decisión de apoyar las divisas con un activo de reservas internacionalmente aceptable (el oro) ayudó a fomentar tanto el intercambio relativamente libre como los pagos. Desde el punto de vista teórico, se lo consideraba un sistema totalmente automático y que no necesitaba de medidas gubernamentales nacionales o de la cooperación internacional para su correcto funcionamiento. Este sistema, como es sabido, terminó con el inicio de la Primera Guerra Mundial, cuando los países no tuvieron otro remedio que declarar a sus monedas inconvertibles. Tras la finalización de la primera guerra mundial, hubo intentos de revivir el sistema de patrón oro. Las principales economías mundiales volvieron al patrón oro durante la década del veinte, pero la crisis del 29 llevó al rápido abandono del sistema. Los rasgos más característicos del patrón oro se pueden describir como sigue:
a) La unidad monetaria nacional estaba definida en términos de determinada cantidad de oro.
b) La relación de equivalencia o la paridad monetaria se obtenía al comparar el contenido de oro de dos monedas cualesquiera que participaban dentro del mecanismo.
c) Los medios de pagos internos constituidos por billetes del Banco Central eran convertibles en oro en forma irrestricta.
d) En cada país la emisión de billetes por parte del organismo emisor estaba regulada estrictamente en función de las existencias de oro. Si la cantidad de billetes aumentaba, era como consecuencia del crecimiento del stock de oro. Las reservas de oro eran equivalentes a la cantidad de billetes en circulación en base a la proporción señalada en el punto anterior.
e) La convertibilidad de las monedas que participaban en el sistema quedaba asegurada a tipos de cambios fijos determinados: por la paridad entre las monedas, mediante la libertad de importación - exportación de este metal.
El sistema del patrón-oro clásico adolecía de serios inconvenientes:
 Beneficiaba a los países poseedores de oro, que son los que en un principio podían emitir dinero en cantidades abundantes.
 Estimulaba el desequilibrio inicial entre países que tenían oro y los que no lo tenían; aunque con el tiempo el sistema tendió a ajustarse al ir adquiriendo dicho metal estos últimos países.
 La cantidad de dinero en circulación estaba limitada por la cantidad de oro existente. No había más cantidad de dinero que la cantidad de oro. En un principio el sistema funcionaba, la masa monetaria (M) era suficiente para pagar las transacciones internacionales que se realizaban, pero a medida que el comercio y las economías nacionales se fueron desarrollando, M se volvió insuficiente para hacer frente a los cobros y pagos derivados de dichas transacciones. La falta de liquidez provocaba un aumento de la deflación y delos desequilibrios que afectaban a cada economía nacional. Esta es la razón por la que el sistema evolucionó, hacia otro denominado sistema de patrón de cambios-oro o conocido también como patrón-oro-esterlina

EL TIPO DE CAMBIO PATRON LIBRE

El patrón monetario se ha practicado bajo 2 modalidades el patrón libre autentico y el patrón libre intervenido o regulado. El primero ha sido objeto de dos interpretaciones.
a)      La teoría de la paridad del poder adquisitivo (o teoría de la inflación).
b)      La teoría de la balanza de pagos
El patrón libre intervenido ha sido practicado en 2 formas:
a)      Fondos de estabilización cambiaria.
b)      Control de cambios.

EL TIPO DE CAMBIO EN EL PATRON LIBRE AUTENTICO

El tipo de cambio depende de varias condiciones y de ciertas fuerzas o factores:
a) por el nivel de productividad comparada y los niveles de salarios que determinan a su vez las relaciones de costos y precios.
b) por la estructura de la economía que determina a su vez el grado de  elasticidad de la oferta y demanda de divisas.
c) por los movimientos de capital.
En el mundo capitalista el más importante es el patrón libre con régimen de cambios flexibles. Como los cambios flexibles tienen su base en el sistema de cambios de fluctuación libre, señalamos las características principales de éste:
1. En el patrón libre auténtico y por ello sin intervención oficial impera libremente la ley de la oferta y la demanda en el mercado de cambios.
2. La oferta y la demanda de cambios proviene de las transacciones de bienes, servicios y capitales autónomos (movimientos de fondos que no son consecuencia de operaciones de la cuenta corriente).
3. La cantidad de cambio que se demanda tiende a variar inversamente a su precio. El tipo de cambio desempeña un papel de doble naturaleza: como fuerza estabilizadora y como fuerza desestabilizadora, según el grado de elasticidad de las exportaciones y de las importaciones y las tendencias especulativas.
4. El nivel del tipo de cambio y sus fluctuaciones dependerán, en forma directa, de la oferta y demanda de divisas e, indirectamente, del grado de elasticidad de las fuentes que generan esas ofertas y demandas.

PATRON LIBRE REGULADO

Fondo de estabilización cambiaria
Varios son los aspectos que diferencian al fondo del patrón oro, tanto en su funcionamiento como en sus objetivos. Frente a la libre acuñación y exportación del oro, con el fondo hay conversión de la moneda nacional a divisas para pagos al exterior. Mientras que con el patrón oro se imponía un mecanismo internacional, con los fondos de estabilización se busca más bien servir a una política económica nacional. Se atienden las demandas nacionales de crédito, en vez de seguir de cerca las fluctuaciones del poder de compra del oro.
Controles de cambios
A consecuencia de la Gran Depresión muchos países se enfrentaron a una aguda escasez de divisas. La deflación monetaria en unos casos y la devaluación en otros fueron las medidas más usuales a las que se recurrió para combatir el desequilibrio externo. Al lado de las medidas deflacionarias y devaluatorias se impusieron restricciones cuantitativas a la importación y se generalizaron los controles de cambios. Este control radica en el obligar a los receptores de divisas a entregar éstas al organismo oficial, al tipo o tipos de cambio preestablecidos, así como la consiguiente obligación, para los demandantes de divisas, de proveerse de éstas por los canales oficiales.




TIPO DE CAMBIO FIJO O FLEXIBLE

Es determinado por el mercado privado a través de la oferta y la demanda. Un tipo de cambio variable a menudo se denomina "auto-correctivo", ya que las diferencias en la oferta y la demanda automáticamente se corregirán en el mercado. Echa un vistazo a este modelo simplificado: si la demanda de una divisa es baja, su valor disminuye, con lo que los bienes importados son más caros y se estimula la demanda de bienes y servicios locales. Esto a su vez generará más puestos de trabajo, provocando una auto-corrección en el mercado. Un tipo de cambio flexible está en constante cambio.

LAS TEORIAS MODERNAS DE LOS TIPOS DE CAMBIO

El análisis del tipo de cambio desde la perspectiva de la Teoría Económica es fundamental para entender como la actividad económica a nivel internacional puede influir sobre las variables macroeconómicas de un país. El tipo de cambio puede analizarse considerando varios enfoques y además su comportamiento puede estudiarse tanto en el corto como en el largo plazo, cada una de éstas perspectivas cambia el comportamiento de las demás variables a nivel macro, por lo que su análisis debe presentarse por separado y suponiendo la mayoría de las veces que a excepción de la variable analizada, todo lo demás permanece constante. Es indispensable comprender las razones por las que una moneda se aprecia o deprecia con respecto a otras monedas, ya que la política económica, monetaria y fiscal de una economía abierta siempre considera todos los efectos que tienen que ver con dichas variaciones en la moneda para buscar la estabilidad macroeconómica y garantizar al interior del país la eficiencia microeconómica. A continuación se presenta un análisis del tipo de cambio a corto y largo plazo resaltando las variables que lo determinan, la dinámica de cómo opera, las ecuaciones que lo fundamentan y los supuestos que hay como punto de partida. También se presenta un análisis de cuando una moneda se aprecia y de cuando una moneda se deprecia resaltando el impacto que tiene en la economía nacional así como en la economía internacional. Cada apartado presenta una breve opinión sobre el comportamiento teórico de los modelos explicados en contraste con la realidad económica de México.

TEORIA DE LA PARIDAD ABSOLUTA

La teoría de la paridad absoluta del poder de compra (PPC) postula que el tipo de cambio entre dos monedas es igual a la proporción del nivel de precios en los dos países de modo que una mercancía determinada tiene el mismo precio en los dos países cuando se expresa en términos de la misma moneda. La teoría de la PPC, más elaborada postula que la modificación en el tipo de cambio debe ser proporcional al cambio en los precios relativos en las dos naciones. La teoría tiene relevancia sólo en periodos muy largos o muy inflacionarios. La existencia de bienes no comerciables y cambios estructurales por lo general extravía a la teoría.

De acuerdo con el enfoque monetario, la demanda nominal de dinero es estable en el largo plazo y se relaciona en forma positiva con el nivel nominal de ingreso nacional, pero en forma inversa con el tipo de interés. La oferta monetaria de la nación es igual al producto de su base monetaria por el multiplicador del dinero. La base monetaria de la nación es igual al crédito interno creado por las autoridades más sus reservas internacionales. Salvo que se satisfaga domésticamente, una oferta excesiva de dinero en la nación resulta en un flujo de reservas hacia el exterior, o en un déficit de la balanza de pagos, en un sistema de cambio fijo, y una depreciación de la moneda nacional, con tipos de cambio flexibles. Ocurre lo contrario con una demanda excesiva de dinero. Así pues, salvo en el caso de un país de moneda de reserva, como los Estados Unidos, la nación no controla en absoluto su oferta monetaria de largo plazo con un sistema de cambio fijo, pero sí retiene el control con un sistema de cambio flexible. Un aumento en la tasa de inflación esperada en una nación resultará de inmediato en un porcentaje de depreciación exactamente igual al de la moneda de la nación. El enfoque monetario también supone que el diferencial de interés a favor de la nación doméstica iguala el porcentaje de apreciación esperado de la moneda del país extranjero (arbitraje descubierto de tasas de interés).

En el modelo del mercado de activos, las personas y empresas conservan su riqueza en cierta combinación de dinero doméstico, bonos domésticos y bonos extranjeros denominados en la moneda extranjera. El incentivo de conservar bonos resulta del rendimiento que puedan proporcionar. Pero también incluyen el riesgo de no pago y variabilidad de su valor de mercado con el transcurso del tiempo. Adicionalmente, los bonos extranjeros comprenden riesgos monetarios y de país. Tener dinero, por otra parte, no tiene riesgo, pero tampoco produce interés. La demanda de saldos monetarios, bonos domésticos y extranjeros son funciones de la tasa de interés doméstica y extranjera, de la apreciación esperada de la moneda extranjera, de la prima de riesgo por conservar los bonos extranjeros, así como del PIB real, los precios y la riqueza en la nación. Cualquier cambio del valor de cualquiera de las variables del modelo afectará a las variables recíprocas. El tipo de cambio se determina en el proceso de alcanzar el equilibrio en cada mercado financiero en forma simultánea. Puesto que los ajustes en el sector real sólo ocurren de forma gradual paulatina, la mayor parte del peso del ajuste en los tipos de cambio debe venir de los mercados financieros en el plazo corto.

SISTEMAS COMBINADOS O HÍBRIDOS

En la primera mitad del siglo XX, todos los países que estaban claramente en paz se dedicaron a debilitar las guerras comerciales y las devaluaciones competitivas inútiles. Tras la Segunda Guerra Mundial, se desarrollaron instituciones internacionales para fomentar la cooperación económica entre los países. Estas instituciones continúan siendo el medio con el que los países coordinan su política y buscan soluciones a los problemas comunes. Las cuatro instituciones principales en el periodo posterior a la Segunda Guerra Mundial: el Acuerdo General de Aranceles y Comercio (GATT), ahora sustituido por la Organización Mundial del Comercio (OMC), el sistema de tipos de cambio de Bretton Woods, que ya explicamos, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, constituyen monumentos a una clara visión política.

SISTEMA MONETARIO INTERNACIONAL




El Sistema Monetario Internacional (SMI) es un conjunto de organizaciones, normas, reglas, acuerdos e instrumentos, que está estructurado para facilitar las relaciones monetarias entre países; es decir, los pagos y cobros derivados de las transacciones económicas internacionales.





BANCO MUNDIAL

El Banco Mundial es una entidad especializada de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Su nombre muchas veces se escribe de forma abreviada, es decir sólo con las iniciales BM y en inglés se lo conoce como World Bank Group o WBG.
Esta institución, cuya sede se encuentra en Washington (Estados Unidos), fue creada en 1944 y está integrada por 185 países miembros. Su objetivo principal es bajar los índices de pobreza a través de créditos de bajo interés y apoyos económicos a las naciones en vía de desarrollo.


SISTEMA DE BRETTON WOODS

El sistema tiene su origen en una idea de John Maynard Keynes, que en política económica consistía en tratar de conducir el crecimiento económico desde el plano global.
Su propuesta para la puesta en práctica de este objetivo se basaba sobre cuatro pilares institucionales:
La construcción de un banco central mundial, el que condujera globalmente la liquidez y fuera responsable del apoyo a países con excedentes de exportaciones -por consiguiente, el que estabilizara la economía mundial- (propuso la creación de una Moneda mundial)
Un “fondo para la reconstrucción y el desarrollo”, el que promoviera la puesta a disposición del crédito para los países de bajos ingresos,
La creación de una organización internacional del comercio, la que se ocupara especialmente por la estabilidad de los precios de los bienes de exportación primarios, además
un programa institucionalizado “soft aid programme” vinculado a las Naciones Unidas, sobre los subsidios no reintegrables que se deberían llegar a adjudicar.

EL MERCADO DE CAMBIOS ACTUAL

Para abordar el estudio del SFI, es necesario que todo sistema tiene una base monetaria, lo que lleva a considerar los siguientes aspectos: tipos de cambio, cotización de los tipos de cambio, patrones monetarios, formación de reserva y divisas.

DIVISAS

Una Divisa es cualquier medio de pago (cheque, transferencia, etc.) cifrado en una moneda que no sea la nacional. También se engloban en el concepto de divisa los billetes de banco extranjeros.






5 comentarios:

  1. LOS TEMAS ESTAN MUY COMPLETOS YA QUE LA INFORMACION DA A ENTENDER CONCRETAMENTE EL TEMA.

    ResponderEliminar
  2. EL CONTENIDO ES MUY EXPLICITO AMIGO FELICIDADES.

    ResponderEliminar
  3. TODOS LOS TEMAS QUEDAN CLAROS DEBIDO A LA INFORMACION TAN PRECISA QUE CONTIENE.

    ResponderEliminar
  4. buena tu informacion.. y buen resumen buen trabajo

    ResponderEliminar
  5. Muy buen trabajo, solo hay que mejorar el formato de parrafos y la alineacion de textos. Tienes 9 de cal.

    ResponderEliminar